Ángela Rivera, Líder OID 

Hace un poco más de un año evaluábamos la posibilidad de transformarnos digitalmente y quizá hacerlo de una manera planeada a mediano plazo o de manera escalonada con pequeñas victorias que nos llevara en el proceso. Hoy ya no es una opción ni contamos con el tiempo para pensarlo demasiado, todas las empresas por los cierres tuvimos que aprender de manera atropellada a como trabajar, vender y comprar de manera remota, entre otros tantos desafíos que tuvimos que enfrentar. Entendimos que el cambio acelerado es una constante y vimos como las empresas que no lograron reaccionar desaparecieron.   

Hoy ya no hablamos de entornos VUCA (Volatility /Vólatil, Uncertainty/Incertidumbre, Complexity/Complejidad, Ambiguity/ Ambigüedad) solamente, ahora se habla de entornos BANIi: Frágil/Brittle, Ansioso/Anxious, No lineal/ Non Linear, Incomprensible/incomprehensible. Así las cosas, transformarse digitalmente ya uno es una opción, es una obligación, en la que tomar decisiones estratégicas ágilesii puede hacer la gran diferencia.  Decisiones a las que se orientan hoy las organizaciones líquidasiii, que buscan sin descanso “ADAPTARSE”, modificando sus estructuras y roles de forma flexible para vivir en el cambio permanente. Los desafíos a los que hoy puede enfrentarse las empresas que quieren dar tránsito hacia organizaciones líquidas, están dados por:  

  • Reconocer la capacidad de la organización para cambiar y generar el nivel de adaptación rápido. 
  • La capacidad de tomar decisiones e implementarlas ágilmente. 
  • Asegurar un equipo que desaprende y aprende constantemente. 
  • Garantizar que las iniciativas se muevan con rápides al interior de la organización. 
  • Desarrollar procesos permanentes de innovación.  
  • La capacidad de salir a buscar nuevos mercados sin descuidar los actuales.  
  • La capacidad para reconfigurar los procesos internos que garanticen la eficiencia 
  • La capacidad rápida de responder a la expansión o contracción dadas oportunidades que se presente. 

Para hacer frente a estos desafíos desde el OID, hemos desarrollado un marco de referencia de innovación digital que acompañe a las empresas a transformarse digitalmente, que en uso iterativo y constante abordar diferente aspecto claves, 5 habilitadores: innovación, conexión con el cliente, activos digitales, cultura digital y capacidad operativa, esta dinámica genera una ruta de acción con mirada holística, controlada, versátil y organizada. En nuestro misión como gestores y promotores de conocimiento útil para las empresas en momento de reactivación como los que transitamos, disponemos de nuestro marco de referencia en un modelo Open Source, para ser usado y desarrollado por cual tipo de organización que lo necesite, igualmente contamos con un pool de consultores expertos/empresarios con la experiencia para acompañar en cualquiera de los momentos en los que se encuentren las organizaciones en su proceso de transformación digital.