Por Gustavo Pinzón

Los modelos financieros tienen la facultad de ordenar y proyectar en números a una empresa. Esta tarea no puede ser tomada a la ligera, pues se trata de la hoja de ruta para conocer y predecir la salud financiera y presupuestal de una compañía.

En los emprendimientos y negocios digitales, los modelos financieros son la prioridad para entender cómo funcionará su empresa y la nueva manera en la que se generan los ingresos y se accederá a los recursos. Por eso, cuando se decide invertir en ideas asociadas a tecnología, debe partirse del supuesto de que el resultado de la inversión podrá generar ingresos netos sustancialmente superiores a los que se tenían cuando aplicaba un modelo financiero tradicional. ¡A mayor riesgo, mayor rentabilidad esperada!

Cada caso es único

Los modelos financieros en la era digital a diferencia de los tradicionales se mueven por escenarios: 1) Primero se debe pensar y desarrollar un modelo propio que incluya los diferenciadores que el negocio tiene. 2) A partir de ello, se obtiene una proyección financiera inicial en un modelo que debe ser adaptativo pues dada la velocidad del mercado y la nueva adaptabilidad digital (para bien o para mal) es muy probable que el modelo deba ser ajustado periódicamente. 3) Incluso puede ser que, al revisar los frutos de las iteraciones del negocio, los resultados no sean los esperados y de ser así, inmediatamente se debe tomar la decisión de ajustar el modelo para fijar otro rumbo. Y esto puede ocurrir tanto porque los resultados no sean los mejores o porque superaron las expectativas. 4) Los nuevos objetivos visionados dependerán exclusivamente de las nuevas necesidades de los usuarios y clientes o finalmente, de los avances tecnológicos que presente la actualidad, por ejemplo.

Habilitadores digitales como premisa

Existen herramientas y premisas importantes para implementar de la mejor manera un modelo financiero en la era digital y no caer en los clichés de los modelos tradicionales; se pueden aplicar dos elementos clave que podrían facilitar el camino:

  1. Una buena manera de orientar los cálculos de ingresos y costos netos puede ser enfocarse en los habilitadores digitales que promueve el OID (Observatorio de Innovación Digital):
  2. La nueva conexión con los clientes: Los negocios digitales generan mayor conexión con el cliente gracias a un mundo hiperconectado, en el que se debe realizar una labor juiciosa de marketing para llegar a nuestros usuarios de la mejor manera, con mayor alcance y con mayor rapidez.
  3. La eficiencia operativa: Si estamos diciendo que gracias a la inversión en un negocio digital tengo más acceso a información o puedo generarla para nutrirme y tener mayores ingresos, este negocio se hace escalable y las bondades de la operación traerán mayor fluidez en los procesos de la empresa.
  4. Los activos digitales: Está claro, debemos contar con herramientas tecnológicas para facilitar la tarea en el manejo de datos, la visión digital, el desarrollo de software, e incluso contar con los famosos Data Scientists para la analítica de los datos.
  5. La gestión de la innovación: Es muy importante contar con diversos y continuos mecanismos de innovación, debido a que de esta manera tengo mayores posibilidades de conquistar nuevos mercados, afianzar a los clientes que ya tengo y la forma precisa en la que me puedo diferenciar de los competidores.
  6. La cultura digital: Usted y el talento humano de su compañía deben estar inmersos en el mundo tecnológico, contar con las herramientas indicadas que le permitan obtener los mejores resultados, de manera rápida y teniendo a su gente capacitada en todos los aspectos digitales (operaciones, ventas, manejo de datos, etc.).
  • La flexibilidad frente al entorno y la competencia: El modelo financiero debe ser un modelo vivo, pues debe adaptarse a cambios permanentes tanto en los ingresos como en los egresos y en las necesidades de inversión que usted evidencie. Esta máxima puede cambiar constantemente, dependiendo de la consecución de objetivos, necesidades del mercado y comportamiento de sus más cercanos competidores, que incluso se puede dar de un mes a otro.

Caso Ciudad de mascotas

Es un emprendimiento colombiano de transformación digital que tuve la oportunidad de acompañar en sus inicios, cuyo modelo de negocio es en esencia un e-commerce dedicado a la venta de alimentos, productos y servicios para mascotas a domicilio y que recibió su primera ronda de inversión en el 2013. En sus inicios su proyección fue tímida, pero con el andar y el conocimiento del mercado al que estaban dirigidos, y una excelente estrategia de marketing encontró una aceleración exponencial en pedidos y ventas, que lo llevó a buscar una segunda ronda de inversión para poder cumplir a sus clientes. Por supuesto debió modificar su modelo y escalarlo a su positiva y nueva realidad. Dentro de los habilitadores digitales que debió revisitar en su modelo financiero fueron la conexión con el cliente, la eficiencia operativa y la gestión de la información; este último cobró gran relevancia para gestionar la recompra de sus clientes. Hoy por hoy es uno de los buenos emprendimientos de referencia en el ecosistema de emprendimiento en Colombia.

Cuidado con echar globos al aire

Es importante anotar que cuando hablamos de un modelo financiero en la era digital, no lo estamos diferenciando de los tradicionales, pero una problemática para los negocios y emprendimientos de carácter tecnológico es que pretenden ser exponenciales. Hay que ser muy cuidadosos con los modelos financieros actuales porque no todos terminan siendo exponenciales, ya que la curva de crecimiento de un negocio digital cuesta mucho más al principio y por otra parte hay que conseguir unas habilidades y desarrollar algunos nuevos roles que quizá, no estaban contemplados en las funciones iniciales de la empresa.

El fomento de estos roles seguramente incrementará costos que antes no teníamos y aunque es muy barato invertir en arquitectura de tecnología, a medida que un negocio crece, el costo de la tecnología aumenta y la proyección inicial cambia con estos costos adicionales.

Caso Davivienda

Es uno de los bancos pioneros en transformación digital en Colombia, pero no el único. Aunque han invertido buena parte de esfuerzos económicos en tecnología de punta, sus resultados no se han debido exclusivamente a esa interesante inversión tecnológica, si no apostando también a la eficiencia operativa.  Para este banco no bastaba con tener una app maravillosa o una excelente experiencia de usuario (que seguro la tiene), sino cómo resolver el problema más complejo: la manera cómo debía bancarizar a sus clientes llegando hasta la mayoría de los municipios del país para que realmente tuvieran acceso a la banca como lo hacen los países industrializados. Ahí estuvo y está, el reto más complicado que si se mira con atención trasciende las actividades de tipo tecnológico.

La era digital está abierta para todos

En la actualidad, nos enfrentamos a modelos idealistas extremos que buscan de cualquier manera que los resultados económicos y operacionales crezcan como la espuma. Pero esto puede ser un espejismo, esas ideas de negocio de crecimiento mágico no son la gran mayoría. Aunque finalmente todos quieren entrar en el modelo de la era digital, se encuentran con obstáculos grandes que se pueden salir de control como, por ejemplo, que su creación sea fácilmente copiable (o mejorable) o que sean falsamente endiosados y terminen siendo flor de un día. Por eso mantenerse enfocados y cambiar la visión cuando sea requerido es un factor clave para lograr los resultados esperados.

Caso Netflix

¿Cuánto tiempo le tomó a su creador poder llegar a lograr los ingresos que está generando hoy? Fundada en 1997, esta plataforma de audiovisuales a la carta derrotó dispositivos poderosos como el DVD y Blu-ray, para que casi 20 años después, se acercara los 16 mil millones de dólares en ventas (2018). Con el cambio de modelo de alquiler de películas por el de la suscripción, y tomando una tecnología al alcance de la mayoría de las empresas de entretenimiento (streaming) descubrió su verdadera vocación: Es hoy por hoy una de las empresas más grandes de producción audiovisual y todas las demás están corriendo tras de ella.

¿Qué hacer entonces?

En conclusión, el modelo financiero no cambia en su esencia en términos de lo que se espera generar en cuanto a la rentabilidad de la inversión de cualquier negocio. Hay que entender que en esta era de transformación digital, simplemente se cambian unos costos por otros y unos modelos de ingresos por otros.

Emprendedores y gerentes, deben estar abiertos a actuar como camaleones y contar con una mente orientada a explorar y a reorientar su visión, para estar a la vanguardia en el mercado frente a su competencia. Es la única manera de mantener las fuerzas de continuidad en la era digital sin que su modelo financiero se vaya a explotar.

Revisiten y redefinan sus modelos financieros y revísenlos mensualmente para poder reaccionar rápidamente a los cambios que el mercado genera. No desfallezcan. ¡Ah! y sepan en qué momento decir no más, así ya hayan invertido mucho dinero. Después puede ser muy tarde. Solo si cuentan con un modelo financiero vigente y actualizado, podrán decidir con mediana claridad.